lunes, 1 de junio de 2015

M, EL VAMPIRO DE DÜSSELDORF


M, el vampiro de Dusseldorf

M, el vampiro de Düsseldorf
  
Título original: M
Año: 1931
Duración: 111 min.
País:Alemania
Director: Fritz Lang
Guión: Thea von Harbou, Fritz Lang
Música: Edvard Grieg
Fotografía: Fritz Arno Wagner en blanco y negro

M, el vampiro de Dusseldorf

Reparto
Peter Lorre, Otto Wernicke, Gustav Gründgens, Theo Lingen, Theodor Loos, Georg John, Ellen Widman, Inge Landgut

Productora: Nero Film
Género: Thriller. Intriga | Crimen. Asesinos en serie. Expresionismo alemán

M, el vampiro de Dusseldorf

M, el vampiro de Dusseldorf

Sinopsis
Un asesino de niñas tiene atemorizada a toda la ciudad. La policía lo busca frenética y desesperadamente, deteniendo a cualquier persona mínimamente sospechosa. Por su parte, los jefes del hampa, furiosos por las redadas que están sufriendo por culpa del asesino, deciden buscarlo ellos mismos. (FILMAFFINITY)

M, el vampiro de Dusseldorf

Fritz Lang estructuró la película en tres partes. La primera se encarga de mostrarnos al asesino y sus consecuencias. En la segunda el espectador asiste a la competencia desatada entre las fuerzas del orden -criticadas por su falta de resultados- y los bajos fondos -hostigados por la policía en su busqueda del asesino- para llegar al mismo fin pero con diferentes métodos. Y en la tercera -la más sobrecogedora- una caza al hombre sin cuartel.

M, el vampiro de Dusseldorf

M, el vampiro de Dusseldorf

Fritz Lang consiguió con M, el vampiro de Düsseldorf dibujar el perfil de sicópata que más tarde seguirían todos sus colegas con los matices correspondientes a cada caso. En la escena final, Peter Lorre encoge el corazón de cualquier espectador con su monólogo final, consiguiendo un cierto grado de empatía con el público, caso éste muy difícil de conseguir por un actor y solo al alcance de los genios de la interpretación. Un crítico de cine definió el rostro de Lorre en El Halcón Maltés como el más extraño y desasosegante de la Historia del Cine. En M, creo que también se podría decir lo mismo del actor.

Premios
1933: National Board of Review (NBR): Top películas extranjeras

M, el vampiro de Dusseldorf

M, el vampiro de Dusseldorf

M, el vampiro de Dusseldorf

Trailer de M, el vampiro de Düsseldorf







M, el vampiro de Düsseldorf





M, el vampiro de Düsseldorf 




M, el vampiro de Düsseldorf v.o.s.e.




4 comentarios:

  1. Lang plantea una polémica ética. ¿Qué hacer con los criminales perturbados que son una amenaza para la sociedad? Pone en tela de juicio el sistema democrático. Un sistema político cojo -al respecto- que ampara a psicópatas, precisamente porque siempre confía en su rehabilitación...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil para nosotros, los ciudadanos entender las leyes y la justicia. No comprendemos que un asesino pueda merecer un juicio justo, una defensa y que además el Estado se pueda colocar en la misma posición que un criminal.

      A destacar la magnífica fotografía que crea esa atmosfera obsesiva. Esencial en el expresionismo y que tanto influyó en los grandes cineastas del cine.

      Eliminar
  2. Lo que Lang realiza en esta película es magistral; al principio de la película somo partícipes del asesinato de una niña sin ver el asesinato, simplemente mostrándonos la angustia de una madre esperando a su hija que sabemos nunca va a llegar, un globo que queda atrapado en los cables de electricidad, cine en su máxima expresión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial. Lo has explicado muy bien. Escenas como esta es lo que me hace amar el cine negro. Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar. Un saludo.

      Eliminar